¿A qué llamamos melancolía?

En este ensayo me propongo develar los síntomas de lo que, Freud, en 1915, llamaba melancolía. Actualmente los síntomas de la melancolía son los que refieren a lo que conocemos como Trastorno Depresivo Mayor, sin embargo, en este ensayo no quiero caer en la psicopatología, sino en el desarrollo de una angustia o tristeza que todos hemos atravesado en algún momento de nuestras vidas.

Pero ¿Qué es la melancolía? En primera instancia es una perturbación anímica. La persona melancólica atraviesa un proceso de duelo, pero este duelo no es necesariamente es por la muerte de otra persona, puede ser el distanciamiento de una persona amada, el desarraigo de la patria o incluso la pérdida de un objeto amado. La melancolía se singulariza en lo anímico por una desazón profundamente dolida, una cancelación del interés por el mundo exterior, la pérdida de la capacidad de amar, la inhibición de toda productividad y una rebaja del sentimiento de sí que se exterioriza en autorreproches.

La persona melancólica, ante la pérdida de la persona u objeto amado, retira su interés por el mundo externo e incluso por su propio cuerpo y mente. Podemos ver esto en personas que dejan de asistir a reuniones sociales o deportivas, que les cuesta bañarse, cepillarse los dientes, cocinar o incluso levantarse de la cama. Son personas que pueden usar la misma remera toda la semana o hacer un uso excesivo de ansiolíticos, ya que muchas veces la melancolía cursa con síntomas de ansiedad. A su vez vemos una reducción en su autoestima; son personas que se creen insuficientes o inadaptadas para las vicisitudes de la vida cotidiana.

Es preciso que nos preguntemos que es para el aparato psíquico la melancolía. Según Freud, la melancolía se diferencia del duelo solamente porque en la melancolía hay una pérdida del Sí mismo ¿Y esto que significa? Significa que el Yo se divide en dos, un yo que actúa como sujeto y un yo que actúa como objeto. Lo que sucede es que la sombra de la persona u objeto amado perdido recae sobre el yo, entonces todos los reproches que el melancólico le haría a la persona u objeto amado perdido, se los hace así mismo. El yo sujeto se identifica como la consciencia moral y critica al yo objeto, que es el yo que se identifica como la persona u objeto amado, Cuando esto ocurre el mundo se vuelve pobre y vacío y el melancólico se describe a sí mismo como indigno y despreciable.

¿Y qué podemos hacer frente a la melancolía? Lo primero es darle lugar al sentimiento, no negarlo y darle tiempo a la angustia para que se desarrolle, ya que si lo reprimimos luego correremos el riesgo de que la melancolía se haga crónica. Hay tres actitudes Mindfulness que podemos tomar ante la melancolía: la paciencia, la confianza y la aceptación. La paciencia para aceptar el tiempo que lleve el proceso, la confianza para confiar en nuestra sabiduría para poder respirar, escuchar lo que nuestro Ser más profundo tiene para decirnos y atravesar el período melancólico, y aceptación para observar lo que ocurre en nuestro interior y las repercusiones en el exterior y aceptar el presente. Y con esto último no quiero distorsionar el concepto, aceptar el presente no implica no intentar cambiarlo, sino vivirlo sin el yugo del juicio interno, darle lugar a esa sensación de angustia y trabajar para que llegue el alivio.

La buena noticia es que la melancolía se puede atravesar, en el momento indicado nuestro cuerpo y nuestra mente podrán volver al interés por el mundo que los rodea y a tener una cita privada con uno mismo, para darle un abrazo cálido a ese ser interno que nos acompañó durante el proceso melancólico y agradecerle haber atravesado ese proceso tan difícil.

Darle lugar a la angustia, escucharse a uno mismo, poder comprender aquello que sentimos y poder vivirlo en atención plena, sin negarlo, es el primer paso para que esta situación no se cronifique. Del dolor se sale a través del dolor, y para esto hay que darle lugar, aceptarlo, confiar en nuestros recursos y atravesarlo en atención plena.

Lic. Josefina Ricotta

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $ 0
×