Cuándo Incluimos ¿Excluimos?

En este artículo nos preguntaremos los siguientes interrogantes:

  1. ¿Qué es la integración?
  2. ¿Qué es la inclusión?
  3. ¿Cuáles son nuestras creencias al respecto?

Los invito a pensar y pensarse, para buscar estas respuestas y otras preguntas.

Integración, es destacar la diferencia de la persona considerada discapacitada e intentar generar un entorno más acogedor y menos restrictivo; de esta manera el entorno busca compensar la diferencia de la persona discapacitada. Por el contrario, la inclusión, acepta la diversidad, pero intenta desligar a la misma de la marginación y exclusión. Su objetivo es que las personas discapacitadas puedan acceder a la misma educación que aquellos no discapacitados, sin ningún tipo de discriminación. Por ejemplo, un caso que conozco, el de un niño autista de seis años que al comenzar primer grado se le asignó la asistencia de un acompañante terapéutico (en adelante AT). Cuando el AT llegó al aula, el niño estaba en una colchoneta amarilla y los demás niños en sus escritorios. Esto es integración, ya que adaptamos el entorno del aula a la dificultad del niño. La primera intervención del AT, que había hecho una especialización en educación inclusiva, fue sacar la colchoneta del aula y que el niño se sentara, al igual que el resto de sus compañeros, en una silla frente a un escritorio.

Palacios (2005) realiza un recorrido histórico por los modelos que se han dado en relación con la discapacidad. En primer lugar, menciona al modelo de la prescindencia, el cual subdivide en dos submodelos: el eugenésico y el de marginación. Luego se refiere al modelo rehabilitador y por último al modelo social.

Confrontemos los modelos de manera esquemática.

Podríamos plantearnos relacionar los términos inclusión e integración con los modelos que plantea Palacios, podríamos decir que integración se adecua más al modelo rehabilitador o médico, donde se considera que el paciente tiene un daño y debe curarse o tratarse. El paciente no es considerado un inútil siempre y cuando cumpla con los objetivos del tratamiento, ya que el objetivo primordial de este modelo es la recuperación, y como herramienta principal hace uso de la educación especial. Desde el momento que mencionamos educación especial, no estamos incluyendo, ya que marcamos la diferencia entre aquellos con necesidades educativas especiales y aquellos que pueden asistir a una educación normalizadora y homogenizadora como planteaba Comenio, en los inicios de la pedagogía. Por el contrario, la inclusión la podemos relacionar con el modelo social de la discapacidad, ya que la discapacidad es tomada como una construcción subjetiva que hace la sociedad del sujeto considerado diferente, según el encuadre sociohistóricocultural en el cual estén inmersos. Algo importante de este modelo es que la discapacidad no lo es per se, sino que lo es según la manera en que la persona, considerada discapacitada, se relaciona con el entorno social y ambiental. Otro punto muy importante, bajo mi apreciación, es que este modelo es el primero en hablar del derecho a la autonomía de los pacientes. Me quiero detener unas líneas en este precepto. Repasemos la historia de la salud mental en la Argentina:

En Argentina, Garay, el fundador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, destinó, en 1580, la manzana 36 de la ciudad a la construcción de un hospital, de acuerdo con la Ley N° 2, pero esta obra recién pudo llevarse a cabo en 1611, y fue denominado Hospital San Martín. No obstante, no hay registro de que asistiesen alienados a ese hospital, pero según José Ingenieros, médico italiano que emigró a la Argentina siendo un niño y escribió “La locura en la Argentina” (1920), es probable que algún demente fuese a refugiarse allí. Quienes recibían a los “agitados” como los denominaban, eran los carceleros del Cabildo de Buenos Aires. Sin alejarnos tanto en la historia, el 25 de octubre del 2010, se sancionó en nuestro país la nueva Ley Nacional de Salud Mental (N° 26.657), en la cual se hace un cambio significativo en las internaciones. Según el Artículo 14 las internaciones deben ser consideradas un recurso terapéutico, deben ser breves y deben realizarse en hospitales generales, así como también dispone que la internación involuntaria es un recuso excepcional y el paciente tiene derecho a un abogado. Esta última oración está en plena concordancia con el modelo social de la discapacidad, donde las personas discapacitadas retoman sus derechos en todas sus dimensiones.

Escrito lo anterior me gustaría añadir unas palabras a título personal sobre la inclusión. Para esto voy a hacer uso de un recurso de oratoria que utilizan muchos de los que dan charlas motivacionales, voy a empezar con una pregunta: ¿Cuándo incluimos, excluimos? En mi opinión, al incluir, con buena intención, estamos pidiéndole a la persona que aleje su diversidad para adaptarse a un medio regularizado y normativo.

Citando al artículo 24 de la UNESCO

“La educación inclusiva supone tres aspectos: la presencia, la participación y los logros de todos los alumnos”.

Esto resulta contradictorio, ya que los alumnos son, biologicamente diversos, de hecho, según Charles Darwin, es en la diversidad donde está el éxito de la evolución. Entonces ¿Por qué buscamos no discriminar a los alumnos por presencia, participación y logros? Considero que la palabra discriminación está teñida, por la sociedad, de una valencia negativa, pero no hay que tenerles miedo a las palabras, sino respeto y tolerancia a las personas que las emplean. ¿Realmente estamos incluyendo si pretendemos que un niño autista participe con el mismo énfasis que un niño no diagnosticado con autismo? ¿Acaso no es lo mismo en niños con personalidades histriónicas y esquizodes? Claramente un niño con una personalidad histriónica participará más que un niño con una personalidad esquizoide, y ninguno de los dos tienen una psicopatología, ya que los rasgos de personalidad no determinan ni estructura psíquica ni enfermedad. ¿Estamos incluyendo si pretendemos que todos logren los objetivos planteados al inicio del curso en matemática? Gardner en 1983 planteó que la inteligencia no es un conjunto de capacidades, sino una red que interrelaciona diferentes conjuntos. Para él, la inteligencia depende del factor biológico, de la vida personal y del factor histórico-cultural, dando de esta manera, las ya conocidas inteligencias múltiples, que no voy a desarrollar por no caer en la redundancia, ya que hay mucho escrito sobre el tema. Sin embargo, me voy a detener un momento en lo que Gardner denomina Inteligencia espiritual, esta es una inteligencia que incluye la inteligencias intrapersonal e interpersonal. Esta es la inteligencia que ponemos en juego al practicar Mindfulness. Quienes potencian estas inteligencias desarrollan actitudes como paciencia, aceptación, paz, sabiduría, contemplación, compasión y empatía. Es importante aclarar que aunque Mindfulness no sustituye ningún tratamiento médico ni psicológico, es una herramienta de ayuda para los niños y adolescentes, porque como versa un poema, Los niños son el padre del hombre.

Ya Platón, equivocado o no, planteaba que el mundo ininteligible, de las ideas, era perfecto y por tanto inalcanzable por el hombre. En 1971, Zimbardo en Standford, y en 1968, Milgram en Yale, llegarían a conclusiones similares cuando plantean que la realidad es una construcción que hace el sujeto.

Nunca llegaremos a una pedagogía perfecta. Ni siquiera estoy segura de buscar una inclusión perfecta, pero esto no debe desalentarnos a instruirnos y seguir en la búsqueda de nuevas formas educativas. El método científico, empírico, nos permite refutar y volver a construir. Nos da la posibilidad de ser críticos con nosotros mismos o con nuestros pares, en pos de un conocimiento superador.

Lic. Josefina Ricotta

Directora académica de MFL Mindfulness Argentina

BIBLIOGRAFÍA

Borsani, M. (2018). De la integración educativa a la educación inclusiva. De la opción al derecho. Editorial Homo Sapiens. Argentina. Cap 1.

Palacios, A. (2005), El modelo social de discapacidad: orígenes, caracterización y plasmación en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Recuperado el 23 de diciembre de 2019 en: https://www.cermi.es/sites/default/files/docs/colecciones/Elmodelosocialdediscapacidad.pdf

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $ 0
×