Lizzy Corvalán

«Gracias por las llaves». Agradezco infinitamente haber compartido este tramo del camino. Me dieron todas las llaves para abrir las puertas necesarias en cada momento. Descubrí cosas en mí que no sabía que existían, atrás dejo 40 kilos, literal. Sin hacer dieta. Solo prestándome atención, respirando y ¡lo más importante! aprendí que cuando como, como, cuando me río, río y si lloro, lloro. Disfruto y soy consciente de cada momento y de lo que me pasa, ahora sé que no soy un pensamiento o una emoción. Menos kilos, menos años, rejuvenecida dejándome sorprender, disfrutando del silencio donde me encuentro y reconozco.

Me llevo las llaves para seguir abriendo puertas. Pues este es un camino que recién comienza.  Transmitiré lo aprendido para hacer feliz a alguien más, sin perder la humildad y calidad que me brindaron.

Gracias por estar en todo momento y no uno, todo el equipo. Gracias a mis compañeros. Todos fueron mis maestros. Gracias infinitas,

Lizzy Corvalán

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - ARS 0
×